top of page

Me voy de cuarentena

Por estos días la palabra cuarentena está sonando mucho por la pandemia creada por el Corona virus (COVID-19) a nivel mundial. Está muy claro que se debe seguir tomando las precauciones pertinentes, informarse con fuentes fiables pero no caer en el pánico.



Ante este panorama no voy a hablarles del virus y el caos que está provocando. Voy aprovechar la oportunidad para hablar de la cuarentena. Escuchando que varios países están en cuarentena pensé:

–“ ¿y por qué no me pongo en cuarentena?

Es decir, ¿por qué no me aíslo un poco y tomo ese tiempo para dedicármelo a exclusivamente para mí?

  • ¿Desde cuándo no paso tiempo a solas?

  • ¿Desde cuándo no le echo un ojito a mi interior?

  • ¿Desde cuándo no me autoevalúo?

  • ¿Desde cuándo no me siento bien?

  • ¿Desde cuándo me hago respetar?


Si tu respuesta es un “no recuerdo” eres candidata a la cuarentena.

Es una buena oportunidad para que nosotras nos pongamos en cuarentena con algunas personas y situaciones. A veces se necesita ese espacio para respirar y para estabilizarse.

Muchas veces la rutina nos mecaniza y seguimos en auto piloto. Dejamos que nos hieran, que nos manipulen y que nos sigamos enterrando bajo tierra.


En ese tiempo: puedes leer, dormir, mirarte en el espejo, ver películas, hacer planes, navegar en el internet, planificar tu próximo viaje, darte un baño spa, darte un masaje en los pies, pintarte las uñas, escuchar tu música favorita, escribir, pintar, cocinar algo nuevo, reír, llorar, soñar, hacer nada, vivir el momento...en fin, todo lo que has querido hacer y te dio flojera sacar el tiempo.


Es sumamente importante tomar un ratito a diario para dedicarlo a una misma. Si no hacemos eso estaremos más propensos a descuidar nuestra autoestima y como consecuencia dejaremos que nos traten mal. No estás para soportar cosas o personas. Eres una diosa que merece lo mejor.


Te reto a que te “vayas de cuarentena” y te autoanalices. Desconéctate de las personas y de las situaciones. Ya verás que la gente que te quiere y se preocupa por ti te buscarán. Si no aparecen, ya sabes que puedes cortar o alejarte de ellos. Tu vida será más valiosa y tranquila.

Recuerda que cuando tu diriges, aceptas y apruebas todo lo que te rodea tienes el Timón de Vida. Y con eso serás imparable.
239 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page