top of page

El poder de las afirmaciones positivas

Nuestros pensamientos son poderosos y si nosotras no los controlamos, ellos nos controlarán a nosotras. La mente es como una computadora, almacena un disco duro donde tiene todos los recuerdos, hábitos e información que se le ha ido añadiendo durante el transcurso de nuestra vida. Principalmente lo que le añadimos en nuestros primeros años.



Mucha de esa información no es buena, son conductas o hábitos aprendidos por nuestros padres, la sociedad o la escuela; y que aceptamos como ciertos. Ahí albergan los miedos, las dudas, los complejos y toda esa información que seguimos arrastrando por todo este tiempo.


La buena noticia es que esa información la podemos cambiar con afirmaciones positivas.

Por si no te has dado cuenta tus pensamientos constantes y repetitivos son afirmaciones. Es de tu responsabilidad decidir que esas afirmaciones sean para tu beneficio o no.


Las afirmaciones positivas es crear y repetir la información que quieres lograr que se vuelva realidad. Es cambiar nuestro pensamiento para ideas positivas y reemplazar las negativas.


¿Por qué debemos hacer afirmaciones?

  • Sencillo, porque mejora nuestro estado emocional.

  • Nos ayudan a reemplazar nuestro subconsciente.

  • Influyen para modificar tu vida ya sea cambiando pensamientos, hábitos, comportamientos y reacciones.

  • Atrae resultados deseados a tu vida.

  • Nos ayudan a cambiar las creencias limitantes


Nuestros pensamiento son poderosos. Si creamos en nuestra mente lo que queremos lo atraeremos a nuestra vida. Si le añadimos sentimiento a lo que deseamos el cambio se notará más rápidamente.


Lo ideal es repetir las afirmaciones tan pronto te levantes. De esta manera comienzas el día dirigiendo tu subconsciente. Puedes repetirlas en voz alta o mentalmente. Si las repites frente a un espejo será mucho mejor.


Repite las afirmaciones positivas cuantas veces puedas al día.

Sí, todas las veces que puedas. Y hazlo con sentimiento, repítelas con mucha fe y visualízate a la misma vez que las afirmas. Siéntelas, escúchalas y vívelas. Cuanta más intención tengan más energía producirán y las atraerás más rápidamente.



Antes de irte a dormir también repite las afirmaciones para que sea lo último que haya en tu mente.


  • Utiliza la palabra SOY o ESTOY. Soy feliz, soy creativa, soy abundancia....Estoy rodeada de abundancia, estoy cerca de mi peso ideal. SOY y ESTOY son palabras poderosas que solamente tú puedes repetir. Nadie más puede decirlas por ti.

  • Redacta las afirmaciones en primera persona

  • Haz las afirmaciones en tiempo verbal presente.

  • Incluye un lenguaje positivo.

  • Crea afirmaciones simples y fáciles de repetir. Que no sean oraciones largas o párrafos.

  • Elimina el NO. La mente omite la palabra no. Así que en vez de decir "no quiero estar gorda" cámbialo por "Estoy en proceso de mi peso ideal." "No quiero estar enferma" por "Tengo una salud excelente"


Une el pensamiento con el sentimiento.

El cambio no se hará con que hagas una afirmación positiva y ya. Llevas mucho tiempo repitiendo y albergando mucha basura negativa en tu mente. Todo es un proceso y dependerá de ti. Siembra la semilla de las afirmaciones positivas, sé constante repitiéndolas y notarás el cambio más pronto de lo que esperabas.


Recuerda que puedes crear tus propias afirmaciones según lo que quieras y necesites cambiar en este momento.

Algunas afirmaciones que puedes utilizar:

  • Soy una mujer hermosa.

  • Soy creativa.

  • Soy única y especial.

  • Soy feliz.

  • Vivo rodeada de abundancia.

  • Soy una mujer saludable.

  • Merezco todo lo bueno que llega a mi vida.

  • Estoy en al camino de lograr la vida que quiero.

  • El dinero llega a mí con facilidad.

  • Estoy rodeada de amor.

  • Soy un imán que atrae toda clase de abundancia y riquezas.

  • Soy un ser magnífico.

  • Vivo contenta conmigo misma.

  • El amor es parte de mis días.

  • Agradezco todo lo bueno que la vida me da.

  • Soy libre financieramente.






10 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page