top of page

Dónde y cómo empiezo?

Hoy día están muy presente las historias de mujeres emprendedoras que han comenzado a crear sus propios negocios. La idea de trabajar con tu computadora desde cualquier lugar y crear libertad financiera ha sido un gancho atractivo para que muchas mujeres tomen conciencia y comiencen a preocuparse por su estatus laboral y financiero.



Por otro lado, hay muchas mujeres que llevan tiempo con la idea de trabajar para sí mismas porque no sienten satisfacción por lo que hacen en sus trabajos. Han visto cómo otras mujeres están tomando el timón de su vida profesional y eso les atrae.


Si les gustaría lanzarse aunque sea a tiempo parcial como emprendedoras pero no saben como o por dónde empezar estas son las pregunta que se debe formular:

  • ¿Qué te apasiona?

Si le apasiona hacer algo en especifico que puedas crear un negocio, ya tienes la idea. Muchas veces tienes pasatiempos que puedes convertir en tu negocio. Ya sea cocinar galletas, pintar cuadros, la fotografía o escribir. Tal vez sabes mucho de algún tema y puedes abrir un blog, una tienda online u ofrecer tus servicios.


  • ¿En qué soy buena?

Otras veces eres muy buena haciendo algo y eso también lo puedes usar para tu negocio. Tal vez eres muy buena en lo que haces en tu trabajo que puedes ampliar eso buscando nuevos clientes a quienes puedas ofrecerle tus servicios. Así que puedes ofrecer servicios de consultoría.


Pregúntale a tus amigas, familiares o conocidos. A veces ellos te pueden notificar de cualidades que tu no te has percatado.

Toma un tiempo y evalúa quién eres, qué quieres y cómo te visualizas en un futuro. Estudiándote y conociéndote se te hará más fácil la toma de decisión.

No te apresures, las respuestas no llegan inmediatamente, toman su tiempo. Lo importante es que comenzaste a tomar el timón de tu vida para crear el cambio que quieres.


Haz tu tarea de buscar en revistas, libros o internet negocios que ya estén establecidos para coger ideas. Busca la historia de mujeres emprendedoras para que puedas contagiarte de sus experiencias.


Si terminas con varias ideas haz una lista de los pros y contras que podrían desarrollarse con ese negocio. Es importante ser sincera y clara contigo misma.

La selección de la idea te tiene que mover la fibra. Tienes que sentir el corazón entusiasmado con sólo visualizar el proyecto.

Recuerda que, independientemente sea a tiempo parcial o completo, será en lo que estarás trabajando diariamente y dejando tu vida.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page